Osama, entrenador en Getafe.

Osama Abdul Mohsen, de la zancadilla al fútbol sin pasar ni por el Inem.

Osama Abdul Mohsen, de la zancadilla al fútbol sin pasar ni por el Inem.

Si pronunciamos el nombre de Petra Laszlo, prácticamente todo el mundo sabe quién es. Se trata de una periodista húngara víctima de un linchamiento mediático a nivel mundial como pocos. Es posible que se esté preparando un nuevo Juicio de Nuremberg para que la nazi Petra sea juzgada por Crímenes contra la Humanidad ¿cuál ha sido su terrorífico crimen? ni más ni menos que ponerle la zancadilla a un par de “refugiados” que intentaban entrar en estampida en Hungría. Se ha llegado a publicar que tal Crimen contra la Humanidad le pueda suponer hasta cinco años de cárcel.

Pero por suerte, todo ha acabado bien, el refugiado al que Petra zancadilleó, un tal Osama Abdul Mohsen, acaba de ser contratado para trabajar como entrenador en España, en la escuela de entrenadores de fútbol CENAFE. La gran idea la ha tenido un señor llamado Miguel Ángel Galán, presidente de CENAFE y precandidato a la presidencia de la Federación Española de Fútbol (RFEF). Galán localizó a Osama Abdul a través de Martín Mucha, periodista de El Mundo.

“Una vez aquí, les alojaremos en una vivienda que hemos alquilado en Getafe, en la calle Madrid”, explica Miguel Ángel Galán. “Después -continúa- trataremos de reunificar a su familia”. además, Galán asegura que “le garantizará la manutención hasta que pueda valerse por sí mismo”. De momento no le pone ni jacuzzi ni sauna pero todo se andará. Estudian enviarlo una semana gratis al mejor hospital privado de España para ver si la zancadilla ha podido dejarle paralítico.

Resumiendo, una estampida de falsos refugiados (no son refugiados, son inmigrantes) quieren atravesar Hungría para llegar a Alemania (curiosos “refugiados” que van exigiendo el país al cual tienen que marchar), una periodista le pone una zancadilla sin importancia, una vez más, toda la prensa aprovecha para manipular emocionalmente a los tontos españoles y, final de la historia, los señores Galán y Mucha se matan por conseguirle un trabajo al refugiado zancadilleado. Ignoramos a cuántos de los cinco millones de españoles parados le han conseguido un trabajo estos dos personajes, ni a cuántos les pagan el alquiler de su vivienda, ni a cuántos les garantizan su manutención. Como era de esperar, lo primero que ha pedido su excelencia el refugiado es que traigan a toda su familia a España. Para ello la alcaldesa de Getafe ya se ha ofrecido a ayudarle. Incluso no descarta pedírselo al Ministro de Asuntos Exteriores. La sanidad y la educación gratis todavía no las ha pedido aún pero ni falta que hace.

En cambio, si pronunciamos el nombre de Mercedes Ibáñez, a todos les resulta desconocido. Mercedes es una española de 70 años que vivía con su marido italiano, Vincenzo Solano, en Palagonia (Sicilia) A finales de agosto, mientras ambos dormían, dos personas entraron en su casa. A Vincenzo lo mataron en la cama a puñaladas después de golpearle la cabeza. A Mercedes la tiraron por el balcón. Además, hay indicios de que pudiera haber sido violada. Los asesinos se llevaron un portátil, una cámara y un teléfono móvil. Se trataba de dos hombres, dos “refugiados” de Costa de Marfil. La familia de los asesinados se ha quejado del comportamiento del Ministerio de Exteriores español. Una familiar de la pareja dice “me he encontrado muy abandonada. Ella era española. Todavía estamos esperando respuesta”. Los dos asesinos habían salido del centro de refugiados de Mineo, a diez kilómetros de Palagonia, en el que hay más de tres mil “refugiados” (¿hay guerra en Costa de Marfil?). Una bomba de relojería.

Pero claro, desde arriba, en base a su agenda, se decide qué historias hay que venderle al atontado pueblo español y qué historias hay que ocultarle. La ridícula zancadilla es una buena historia para vender, ya que hace que los tontos españoles y europeos en general se sientan un poco más culpables por existir y acepten una nueva oleada de refugiados-invasores hacia su país. En cambio, la historia de Mercedes Ibáñez es peligrosa, podría hacer que la gente conectara el cerebro, se parara a pensar cinco segundos y rechazara la oleada. Por lo tanto, debe ser ocultada. Igual que han de ser ocultados los vídeos de refugiados gritando “Allah Akhbar”, rechazando comida de la Cruz Roja por “cristiana”, enfrentándose a golpes con la policía alemana, apedreando a húngaros en una estación de tren, despreciando la comida que les dan y dejándola tirada por el suelo, las noticias de infiltración de islamistas entre los refugiados, el papel de algunos países en provocar esta entrada masiva hacia Europa justo ahora, el apoyo de esos mismos países a los terroristas del ISIS, las noticias explicando que el padre del supuesto bebé ahogado podría ser el conductor de la embarcación en la que iba…Todo, absolutamente todo debe ser censurado de los medios de comunicación. La oleada debe seguir. Los capos de la UE (Merkel, Juncker, de Guindos, el presidente de la patronal alemana…) ya lo han dejado claro: son “una oportunidad económica”. Para ellos desde luego que lo es. No pueden dejar que ningún “racista” se la haga perder.

Miguel Blasco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s