Suiza dice no a los refugiados.

Toni Brunner, presidente del Scheweizerisch Volkspartei (SVP).

Toni Brunner, presidente del Scheweizerisch Volkspartei (SVP).

Los resultados electorales de las legislativas suizas celebradas el pasado 18 de octubre, han dado una victoria histórica a los nacionalistas anti-inmigración del SVP-UDC (1) alcanza el 29,4% de los votos, aumenta 11 escaños, logrando 65 en la Cámara nacional, cifra de diputados que ningún partido suizo había conseguido desde que en 1919 se introdujo la representación proporcional en esta Cámara.

La clave de este triunfo la daba uno de sus dirigentes, ToniBrunner, en una entrevista al diario suizo Neue Zuercher Zeitung: “El Gobierno federal actúa como si Suiza tuviera la política de asilo bajo control. La gente se ha dado cuenta de que esto no es cierto “, al tiempo que criticaba la política de la UE en esta materia; recordemos que Suiza no pertenece a la UE y estas divergencias lo alejan aún más de los etno-suicidas de Bruselas.

El SVP-UDC, nació en 1971 de la fusión de pequeños partidos agrícolas, campesinos y de pequeños propietarios, pero dio el salto cualitativo entre 1.999 a 2006 fecha en la que llegó al 21% de los votos. El partido salió  en primera plana de la prensa europea y mundial cuando propuso un referéndum para detener la construcción de mezquitas en Suiza -un ejercicio democrático que no ha seguido ningún otro país- referéndum que se celebró en 2009 y en el que la propuesta del SVP-UDC salió ganadora con el 57,5% de los votos.

Entre los diputados electos del SVP-UDC, se encuentra su actual presidente Toni Brunner y Magdalena Martullo-Blocher, hija del líder histórico y hombre fuerte del partido Christoph Blocher, a la que la prensa ya califica de “la Marine Le Pen suiza” .

Regionales en Austria: el FPÖ rompe récords.

Los resultados suizos, venían a confirmar la tendencia de las elecciones regionales a su vecino país alpino, Austria. Si el 27 de septiembre el FPÖ alcanzaba un 30% (15% de hace 4 años) en la Alta Austria, el 11 de octubre alcanzaba el 31% en la región de Viena.Ambos récords históricos para la formación social-nacionalista austríaca.

En la “roja” Viena, el FPÖ alcanza el 53% de voto obrero, una tendencia que se confirma en toda Europa, donde las clases trabajadoras están dando la espalda a una izquierda multicultural, dando su confianza a los partidos que se enfrentan a la inmigración ya la globalización neo-liberal. El SPO consiguió ganar las elecciones en la región vienesa (39%) sumando una gran cantidad de votos  de “inmigrantes nacionalizados”.

En una de las conversación con dirigentes del FPÖ, estos me dijeron que la mala campaña electoral del Gobierno austriaco se la hecho el solito con su actitud de puertas abiertas hacia los “refugiados”, una cuestión que se ve con inquietud y rechazo por la gran parte de la opinión pública austríaca.

¿Alemania próxima estación?

Pocos días después de esta conversación con el FPÖ, salí de viaje profesional hacia Colonia, en un vuelo con escala en Frankfurt. Llegar a Alemania en plena “crisis de los refugiados” es comprobar en primera persona las consecuencias del disparate y el caos generado por la irresponsabilidad de la señora Merkel.

El ambiente en las ciudades alemanas es tenso e inseguro. Con el primer alemán que tuve una conversación me afirmó que en Hamburgo hay barrios llenos de inmigrantes vagabundeando, que en los pequeños pueblos cercanos a la ciudad-estado la situación es similar y que todo se debe a la incomprensible política de Angela Merkel, “se supone que los alemanes lo tenemos que pagar todo con nuestros impuestos”, es su queja, después me confirmó de que en las próximas elecciones votaría al AFD y me contó que hay una situación sociológica explosiva por el tema de los “refugiados” y que tarde o temprano explotará ese malestar en las urnas. Sus comentarios coinciden con la última encuesta publicada en Alemania donde la AFE, opuesta a la llegada de pseduo-refugiados, recoge un 8% de intención de votos. Recordemos que en el último Congreso de la AFE, el “ala nacionalista” se impuso al “ala liberal” lo que provocó el cambio en la dirección del partido.

Los 20.000 manifestantes en Dresde contra la inmigración y su progresiva islamización, confirman que en Alemania hay esta situación sociológica explosiva. Es importante señalar que la irrupción con fuerza de un partido anti-inmigración en Alemania, sería de importancia vital para un cambio global en la política europea y un importante empuje al movimiento anti-inmigración en todo el Continente.

Enric Ravello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s