Hechos y mentiras sobre Hitler (II)

“Hitler es enemigo de la religión católica”

iglesia

Miembros de las SA en la puerta de un templo católico recaudando fondos para el NSDAP. (1933)

 

Un sacerdote católico, que examinó todas las declaraciones de Hitler antes de votar por él o por Hindenburg, escribió el 13 de marzo de 1932 lo siguiente:

“¿Quieren saber a quién voy a votar como Presidente del Reich?: A Hitler. Hindenburg, por degracia, ya es demasido mayor para ejercer el cargo de presidente en estos tiempos difíciles. Nuestro Presidente ya ha cumplido durante mucho tiempo con esa ardua tarea. Hace tiempo que siento gran admiración por Hitler, no soy de esos que ahora le idolatran y hace siete años no querían saber nada de él. 

No estoy avergonzado de mi admiración porque no puedo olvidar lo que este hombre hizo por mi patria durante la guerra. Me alegraré el día en que el mundo oiga la noticia de que Adolf Hitler ha sido elegido presidente del Reich alemán”.

Colonia-Delbrück 3 de marzo de 1932, firmado Dr. W. Engel

Después de la primera vuelta de las elecciones, añadió las siguientes líneas a la carta anterior, el 18 de marzo:

“… La gente está empezando a darse cuenta poco a poco de que el NSDAP es el más puro de los partidos políticos. Quienes voten a Hitler son personas que piensan lo mismo y tienen voluntades similares. Los votantes de Hindenburg, sin embargo, son una amalgama de puntos de vista políticos.

Ustedes seguramente recuerdan al Sr. von Loebell, quien formó coalición con Hindenburg pues, hace siete años, se descubrió que era masón. Que el presidente lo sabe es seguro y, quizás, hasta el mismo lo sea, por lo cual es fácil de entender que, después de las declaraciones de Su Santidad el Papa sobre la masonería es imposible que un sacerdote católico vote por este hombre, aunque cuente con el apoyo de los líderes católicos menos informados en Alemania…”

Firmado: Dr. W. Engel

Si un sacerdote católico piensa votar a Hitler, todo católico puede hacerlo sin tener ningún problema de conciencia pensando, además, que Hitler ha salvado a Alemania del bolchevismo el destructor de la cultura cristiana.

Eso no puede ser negado intentando demostrar que Hitler es “hostil a la religión,” o que son fantasías poéticas de Dietrich Eckart.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s