La Escuela de Frankfurt, el laboratorio social judío.

escuela de frankfurt

Miembros de la Escuela de Frankfurt

El Instituto de Investigaciones Sociales o Instituto para la Investigación Social (Institut für Sozialfor-schung), conocido  popularmente  como la Escuela de Frankfurt, es la principal escuela de pensamiento e investigación social de carácter marxista e internacional, responsable de lo que hoy llamamos “pensamiento políticamente correcto” y de la subversión axiológica a la que se ve sometida nuestra sociedad.

 Fue fundada en la Universidad de Frankfurt am Main, en Alemania, por los marxistas judíos Georg Lukács y Felix Weil en 1924, inspirándose en los también judíos Karl Marx y Sigmund Freud.

 El término “Escuela de Frankfurt” es un término informal empleado para referirse tanto a los pensadores miembros del Instituto de Investigaciones Sociales como a aquellos influenciados por él. No existe ninguna institución formal con este nombre.

 En su primera época, fue integrada en su totalidad por judíos marxistas quienes emigraron de Alemania cuando Adolf Hitler llegó al poder en 1933. Después de un año en Ginebra, se establecieron en Nueva York, donde la Universidad de Columbia les dio cobijo.

 En el presente, el marxismo cultural y la corrección política se han difundido por todo occidente convirtiéndose en la nueva tiranía del pensamiento, la “Nueva Inquisición” y el paso previo a la instauración del marxismo.

 Tras su implementación en el discurso público y habiendo preparado a las masas en el nuevo “lenguaje inclusivo”, detrás llegaron las leyes liberticidas. En la mayoría de los países occidentales, grupos judíos de presión han instado a diferentes gobiernos de turno a la promulgación de las llamadas “leyes antidiscriminatorias” a través de las cuales se prohíbe señalar o criticar a aquellos que la corrección política tiene como actores revolucionarios (negros, inmigrantes, judíos, homosexuales, y demás ralea).

 Posteriormente, han llevado a la legalización forzosa de nuevas modalidades de “familias” (siempre con el objetivo señalado por Lukács de destruir las bases de la civilización occidental), como ser familias homosexuales, adopción de niños por parte de estos, pederastia, legalización de drogas, abortos, etc.

Anuncios

Un comentario en “La Escuela de Frankfurt, el laboratorio social judío.

  1. Nuestras sociedades son sociolculturalmente marxistas y económicamente capitalistas: este es el cenit del triunfo de la judería; por una parte seres deplorables y por la otra ganancias cuantiosas ¡¡Buena jugada!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s