“Muchos de los que han emigrado eran terroristas”(Gregorio III)

grego

Gregorio III, Patriarca de Siria.

El Patriarca de Siria advierte sobre las intenciones de los terroristas que han huido del país: “Quieren destruir: no sólo Siria, sino también Europa”.

“Muchos de los que han emigrado eran terroristas. Quieren destruir: no sólo Siria, sino también Europa”. Son palabras de Gregorio III, de nombre de nacimiento Loufti LahamPatriarca de la Iglesia Católica Siria griego-melquita (una confesión que observa el rito bizantino, pero que desde 1724 está vinculada a Roma y a la Iglesia Católica), que recoge Giorgio Nigra en Il Primato Nazionale.

Cuando por primera vez un Papa entró en un templo musulmán, fue en Damasco donde sucedió: fue el propio Gregorio a dar la bienvenida a Juan Pablo II en la Gran Mezquita de los Omeyas en Damasco, donde la tradición sitúa la tumba de Juan el Bautista. Era un momento en el que todo el mundo miraba a Siria como un “ejemplo de la laicidad y apertura”, para citar las palabras pronunciadas en Damasco por Giorgio Napolitano, justo antes de que el régimen de Assad fuera sustituido por el más ruin de los gobiernos.

Las relaciones de Gregorio con Assad han sido durante mucho tiempo el centro de la polémica, pero no se han roto: “No somos una democracia, pero tampoco la peor de las tiranías. Aparte de Israel y el Líbano, Siria es el único régimen árabe que respeta la libertad religiosa”. Además, quién conoce la realidad de los “rebeldes” sirios sólo puede confiar en el gobierno legítimo de Damasco, a pesar de sus posibles defectos. El patriarca, por ejemplo, tiene en cuenta las imágenes de su primo, que fue ahorcado por la “oposición moderada” frente a su casa, a nueve kilómetros de Damasco.

Y ahora estos mismos señores se están moviendo en Europa, en medio de tantos pobres expulsados ​​de sus hogares por la pesadilla yihadista: “A causa de esta guerra – explica – en la que han surgido el ISIS y el takfirismo, muchas personas han dejado el país. Muchos de los han emigrado eran terroristas. Quieren destruir: no sólo Siria, sino también Europa. Nuestro mayor problema es la emigración. Cincuenta médicos han partido sólo en nuestra comunidad. Hay que ayudar a la gente a quedarse, a no irse”. Gregorio III espera que los cristianos de Oriente Medio no estén destinados a desaparecer o a ser confinados en un gueto:“Nuestras iglesias están llenas a reventar. Es un milagro. Estoy orgulloso de la Iglesia de Siria, al contrario de lo sucedido en Irak, donde muchos sacerdotes han huido, aquí todo el clero se ha mantenido”.

 

Anuncios

Figuras Wagnerianas.

FIGURAS WAGNERIANAS PUBLICIDAD 26.01.16 COSTA RICA

Portada del libro “Figuras Wagnerianas” de J.M. Serra de Martínez.

Breve pero contundente, este opúsculo de Serra de Martínez nos introduce en el gran mundo del pensamiento wagneriano desde su vertiente religiosa, la más profunda.

El autor extrae de los personajes analizados una lección eminentemente práctica para la vida diaria. Las páginas de la obra que presentamos ponen de manifiesto la evidente dimensión cristiana de los principales personajes concebidos en la mente genial de Richard Wagner y, precisamente por ello, esa misma dimensión cristiana es la que sirve de soporte a los dramas musicales del maestro, antes que como genialidades individuales, como vehículos que transmiten una realidad superior y objetiva. La obra de Richard Wagner enlaza así con el sentido tradicional del Arte como expresión de una verdad intemporal.

En el Arte Occidental, conocimiento, verdad y belleza van profundamente unidos. Por eso, según ha demostrado Serra de Martínez, la dimensión estética de la obra de Arte de Richard Wagner, aunque sin duda de talla gigantesca, posee un contenido más profundo aún procedente de la Verdad intemporal del mensaje cristiano. Después de vivir largo tiempo en medio del estridente ruido del mundo, son saludables al alma estos momentos de reposo gozando de las bellezas del arte divino, del arte que Dios dio al hombre para que paladease, aunque brevemente, un esbozo de las delicias del cielo. Como puede verse, Serra plantea descarnadamente el Arte como vía de entrada a la vida contemplativa.

Dada la situación de acoso y suplantación del wagnerismo que se ha generalizado, los auténticos wagnerianos de habla hispana y todos los verdaderos artistas en general, deben pues de estar de enhorabuena por la edición de este libro, para hacer frente a esa nueva barbarie civilizada que a todos nos amenaza. (Prólogo de Javier Nicolás).

Editorial: Ojeda; Idioma: español; Encuadernación: rústica cosido: Formato: 13×19,50 cms.; 108 páginas; ISBN: 978-84-86041-89-2; Año ed. 2016; Ilustrado B/N; Peso: 235 gr.