Cambio climático: La banca gana.

co2

Tanto el poder político como los medios de comunicación masiva sostienen obstinadamente que las emisiones de CO2 (Bióxido de Carbono) son en gran parte causantes del cambio climático, aún cuando muchos renombrados científicos no lo han podido comprobar.

En este sentido, no sorprende entonces que los límites de tolerancia establecidos en el Protocolo de Kyoto en 1997 hayan vuelto a ser ratificados en la conferencia climática de la ONU en Paris, para todo el conjunto de 195 países.

Las plantas de energía que excedan esos límites deberán comprar certificados de CO2 para continuar operando.

Está establecido también, que una gran parte del comercio de emisiones será controlado por la bolsa de futuros estadounidense denominada “ICE Futures U.S.”

Esta bolsa es a su vez controlada por los grandes bancos, tales como Goldman Sachs, J.P. Morgan, Bank of America y Citigroup.

Los mega bancos incrementarán de esta manera su poder de influencia en las empresas productoras de energía.

No deberá sorprender entonces que los pronósticos de cambio climático se anunciarán en los medios de una manera cada vez más amenazadora, y se buscará que los niveles de emisiones de CO2 sean constantemente reducidos.

Resulta así claro, que el objetivo de los poderosos es apropiarse y retener en manos de los mega bancos, el control total de la producción de energía global.