Franco ya prohibió matar al Toro de la Vega hace 50 años.

© EFE Imagen de archivo de la celebración del Toro de la Vega en Tordesillas.

La Junta de Castilla y León ha aprobado un decreto ley que prohibe la muerte de reses de lidia durante la celebración de espectáculos taurinos. Se trata de una decisión que afecta directamente al Toro de la Vega, festividad que cada año tiene lugar en la localidad vallisoletana de Tordesillas y cuyos defensores y detractores se cuentan por miles.

El “Tradicional, Famoso y Único Torneo del Toro de la Vega”, más coloquialmente conocido como Toro de la Vega, se basa en el enfrentamiento entre un toro y varias personas a pie o a caballo que con lanzas tratan de abatir al toro hasta su muerte. Precisamente, este decreto evitará que el toro pueda morir “en presencia del público en los espectáculos taurinos populares y tradicionales”, según reza el texto que modificará el actual Reglamento de Espectáculos Taurinos.

Pese a este decisión aparentemente pionera, lo cierto es que durante la época franquista también se acordó prohibir la muerte del toro. Concretamente, en 1966 el Ministerio de la Gobernación limitó el festejo al desencierro del toro por las calles de Tordesillas. Las autoridades justificaron la decisión en base a que la celebración de “ciertos festejos populares” como el Toro de la Vega basados en el “innecesario sufrimiento para los animales desdicen de nuestro nivel cultural y ofrecen un pretexto para que se organicen campañas de descrédito contra España”.

Según revelan las hemerotecas de aquellos años, el rito pasó a llamarse “Fiesta Tradicional” y se saldó con la “decepción” de todos los aficionados. “Ya esto no es como antes. Dicen que no se puede matar porque el toro sufre mucho. ¿Y esas corridas en las que se les pincha una y otra vez?”, se puede leer en declaraciones de la época al diario regional ‘El Norte de Castilla’.

Finalmente, las presiones ejercidas por los sectores más tradicionales, los aficionados y algunas autoridades locales terminaron por revocar la decisión del Gobierno en 1970.

La polémica entorno a esta fiesta ha convertido al Toro de la Vega, desde hace años, en la caja de los truenos que ningún partido quiere abrir. Aunque durante la última campaña electoral el PSOE aseguró que no le “gustaba” la celebración, el alcalde socialista de Tordesillas no planteó ninguna medida para prohibirlo y tras conocerse la decisión de la Junta afirma que la recurrirá al ser “contraria a derecho”.

 

Anuncios

John F. Kennedy y su fascinación por Hitler.

John-F-Kennedy

John F. Kennedy en 1939.

“Adolf Hitler estaba hecho de la pasta de la que están hechas las leyendas”. La afirmación no pertenece a ningún jerarca nazi del Tercer Reich, sino al ex presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy. Con frases como ésas, escritas en su diario y en cartas enviadas a sus amigos durante la juventud, el político demostró la fascinación que tenía en ese momento por las dictaduras europeas.

Un libro publicado hace tres años en Alemania recopila este tipo de apuntes dejados por un JFK veinteañero durante un largo viaje a Europa. Bajo el título “John Kennedy entre los alemanes. Diarios y cartas 1937-45”, Oliver Lubrich saca a la luz frases controvertidas del ex mandatario, deslumbrado por la Alemania de Hitler y la Italia de Benito Mussolini.

El autor recorre punzante las emociones políticas de Kennedy, que se asombraba por los cambios que se estaban registrando en el viejo continente. “Dormí mucho y con un Tour de American-Express llegué a Milán. Bella catedral, una de las más grandes del mundo. Leo a Gunther y llegué a la conclusión de que el fascismo es la cosa más justa para Alemania e Italia, el comunismo para Rusia y la democracia para los Estados Unidos de América”, afirma en una anotación del 3 de agosto de 1937.

Luego, durante una estadía en Munich, escribe: “No existe duda de que estos dictadores en sus países, gracias a sus eficaces propagandas, son más amados que afuera”. Y asegura que se siente un gran fanático de Hitler”.

Dos meses antes del comienzo de la II Guerra Mundial, el joven Kennedy asegura: “Mi viaje fue extraordinario. La única posibilidad de experimentar sobre lo que ocurrirá es viajar por todos estos países. Todavía no pienso en el hecho de que habrá guerra a causa de la oposición de Italia y de una serie de otras cosas”.

Ya en los días finales de la guerra, Kennedy se muestra apesadumbrado por cómo quedó Berlín. “Todo está destruido. No existe un edificio que no esté incendiado. En algunas calles el olor de los cadáveres es terrible”. Allí también se refiere al Führer: “Tuvo algo misterioso en su modo de vivir y en su modo de morir, que lo sobrevivirá y crecerá. Tenía la pasta de la que están hechas las leyendas”.

 

Stanley G. Payne: “Los españoles no conocen a Franco”

stanley_payne2

Stanley Payne

El historiador norteamericano analiza en el libro “El camino al 18 de julio” los meses previos a la Guerra Civil con especial atención a la llegada al poder del Frente Popular. Unos meses decisivos. Y, sin embargo, “no hay interés en investigar lo que pasó” señala Javier Torres de  “Actuall ”.

Este año se conmemoran 80 años del inicio de la Guerra Civil. La sublevación del general Francisco Franco que dio pie a tres años de conflicto entre españoles hace tiempo que traspasó el debate entre historiadores para convertirse en munición con la que disparar a la trinchera política enemiga.

El mejor ejemplo ha sido la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica, un intento de imponer una versión de la historia desde el poder político. A pesar de las pasiones que despierta, la Guerra Civil y la figura de Franco no son capítulos que los españoles conozcan en profundidad.

Así lo asegura el hispanista norteamericano, Stanley G. Payne, que analiza en El camino al 18 de julio (editorial Espasa) los meses previos a la guerra con especial atención a la llegada al poder del Frente Popular. Unos meses decisivos en la historia de España y que, sin embargo, “no hay interés en investigar lo que pasó”.

¿Por qué en gran parte de los círculos académicos y políticos de la izquierda se sigue manteniendo que el levantamiento del 18 de julio de 1936 fue contra un gobierno legítimo y democrático?                                                                                   

Porque no hay interés en investigar exactamente lo que pasó en España durante los seis primeros meses y medio de 1936, puesto que se acuñó la interpretación oficial durante la Guerra Civil, y la actitud guerracivilista o se mantenía, o hacia el fin del siglo XX se volvía, entre las izquierdas. En la medida que se admite la historia, tiene que ser restringida o manipulada para caber o cuajarse dentro de estos moldes. La verdad es irrelevante comparada con la insistencia en tratar de mantener un sentido de privilegio, de hiperlegitimidad.

¿Se hubiera sublevado Franco sin el asesinato de José Calvo Sotelo?                                                                     

No se puede demostrar de modo convincente una propuesta contrafactual, pero es cierto que no lo hubiera hecho al menos en esa fecha misma. De otro modo, todo habría dependido del desenvolvimiento de las circunstancias.

¿A qué sería hoy equivalente el asesinato de Calvo Sotelo?     

No hay ninguna comparación aprovechable, porque entonces existía una gran polarización totalmente crispada, y había muchos centenares de miles de personas ya psicológica y emocionalmente movilizadas. Puesto que estas condiciones generales no existen, no puede haber acontecimiento equivalente.

“La de España de hoy se parece a la del Frente Popular en el deseo de la extrema izquierda y los nacionalistas de romper la estructura constitucional y de crear un régimen diferente”

¿En qué se parece la España del Frente Popular a la de hoy?   

En el deseo de la extrema izquierda y los nacionalistas de romper la estructura constitucional y de crear un régimen diferente. Pero todo el andamiaje ideológico es muy diferente, y ahora falta el terrorismo, que ha sido abandonado a los yihadistas.

¿Qué hace imposible hoy que pueda volver a producirse una Guerra Civil en España?                             

Hay muy poca motivación de violencia y, como digo, no hay violencia dentro del mundo político actual. En 1936 había muchísima movilización crispada, y masiva acción directa por las izquierdas. Ahora mismo los votantes de izquierda, etc., son mucho más pasivos. La acción directa es de un modo muy secundario.

¿Hubiera soportado otra nación el mismo tiempo que soportó España -asesinatos políticos, revoluciones, huelgas, declaraciones de independencia- antes de llegar al levantamiento militar?

No, no conozco a ninguno. España es diferente. Los norteamericanos, por ejemplo, son mucho más crispables, y han sido los portaestandartes de la democracia. ‘El español es paciente’, como decía Franco.

 

“No sólo se desconoce a Franco, sino cualquier aspecto de la Historia: una directora de la Biblioteca Nacional dijo que hasta 1978 España sólo había conocido ‘tiranías y monarquías absolutas’”

¿Cree que los españoles que nacieron después 1978 desconocen la figura de Franco y su obra política?                                                                                             

Claro que sí. Pero no es una cuestión meramente de Franco. Desconocen cualquier aspecto importante de la historia. Y no es meramente los jóvenes. Hace pocos años, una directora de la Biblioteca Nacional había dicho que antes de 1978 España no había conocido más que ‘tiranías y monarquías absolutas’. Lo de Franco puede ser lo de menos.

¿Qué opinión le merece la Ley de la Memoria Histórica?     

En un lado, refleja la tendencia general del progresismo multiculturalista occidental de querer inculpar a la historia como atrasada y meramente obra de perpetradores que abusan de víctimas, a quienes se puede reivindicar para sacar ventaja política. Eso pasa en todas partes.

¿Persigue la verdad histórica o el revanchismo?            

Lo que es específico en el caso de España es el deseo de utilizar argumentos sacados supuestamente de la historia como armas electorales, rompiéndose con las normas de la Transición, cuyos participantes consignaron la historia a los historiadores. El primero en utilizar supuestos argumentos de la historia reciente fue González en 1993, temeroso de perder las elecciones. Luego con la hegemonía breve de Aznar, se plasmó en un movimiento para esgrimir contra el PP y así confirmar la permanencia de las izquierdas en el poder.

(Entrevista realizada a: Stanley G. Payne)

 

Cuarenta “perroflautas”agreden a dos legionarios.

2016051820010834123

Imagen de otros “antisistema” haciendo lo que les sale de la flauta, y como esta miles.

A las 19:30 había una reunión coloquio que iba a realizar Arnaldo Otegui en la Fabra i Coats donde iba a realizar un debate sobre soberanismo organizado por el Centro Internacional Escarré por las minorías étnicas y las naciones (CIEMEN) en la fábrica de creación Fabra y Coats, es por ello que varias asociaciones han convocado una manifestación para protestar por la presencia del terrorista.

Las entidades habían quedado a las 19:00 en la Plaza Orfila para después desplazarse hasta la entrada de la Fabra i Coats y protestar enérgicamente contra la presencia del susodicho.

Un grupo de 150 proetarras afines a la CUP se han organizado para ir a la caza de cualquier patriota que fuese solo o en inferioridad numérica para agredirles e intimidarles, como suelen hacer este tipo de gentuza. Los agresores se han repartido por varias zonas de acceso a la Plaza Orfila divididos en grupos de entre 30 y 40 ultraizquierdistas, armados con piedras y palos, con el fin de poder reconocer a algún patriota que fuera a la manifestación y poderle agredir impunemente.

Uno de los grupos ha localizado a dos legionarios de la Hermandad de Barcelona y les han ido a buscar con la intención de agredirles, los dos legionarios se han defendido ferozmente ante la avalancha hiriendo a varios de ellos pero ante la superioridad numérica se han visto desbordados y han acabado siendo agredidos brutalmente. Los dos legionarios han sido evacuados al hospital heridos de diversa consideración.

Finalmente la manifestación se ha tenido que suspender debido a que los 150 ultraizquierdistas estaban descontrolados y los Mossos d’Esquadra no “podían” garantizar la seguridad del acto por lo que los manifestantes han tenido que abandonar la plaza escoltados bajo fuertes medidas de seguridad.

Cuando sepamos más ampliaremos la información.