Una fosa revela una de las mayores matanzas de la II Guerra Mundial

La fosa encontrada en Eslovenia

La fosa encontrada en Eslovenia.

Desnudados, asesinados a golpes y cubiertos de cal: el reciente hallazgo de miles de cadáveres en una mina abandonada de Eslovenia ha desvelado la matanza de soldados colaboracionistas nacionalsocialistas y de sus familias a manos de partisanos yugoslavos. Es una de las fosas más grandes de la II Guerra Mundial.

Poco a poco se van conociendo más detalles de aquel horror de las postrimerías del conflicto y que acaba de dar la cara con la apertura de una fosa en la localidad de Huda Jama (Cueva Mala) que se cree que alberga hasta unos 5.000 cadáveres, muchos de ellos momificados.

“Lo que por ahora hemos visto con seguridad, son unos 300 cadáveres momificados, pero debajo de ellos hay dos pozos con una capacidad total de 500 metros cúbicos, en los que se encuentran como mínimo 5.000 restos mortales adicionales“, declaró  Marko Strovs, uno de los responsables del hallazgo.

Strovs, investigador oficial de fosas militares, explicó que la mina abandonada estaba siendo explorado desde agosto ante las sospechas de que escondía una fosa de víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

Las primeras investigaciones han desvelado que las víctimas fueron llevadas vivas a la mina y que allí adentro fueron asesinadas con armas blancas, aparentemente con picos de minero. Luego fueron recubiertas con cal y el recinto fue sellado con una espesa capa de hormigón para ocultar la matanza.

“Debido a la gran cantidad de víctimas y a la falta de oxígeno, muchos de los cadáveres están momificados, no se han descompuesto por completo”, explicó Strovs. “He visto piernas enteras, partes de cuerpos”, relató el investigador sobre el espeluznante descubrimiento.

La dimensión de la matanza es tal que Joze Dezman, jefe de la Comisión estatal para víctimas de guerra, considera que esta fosa testimonia uno de los peores crímenes de la Segunda Guerra Mundial. “Las víctimas fueron forzadas a entrar, desnudos, unos 400 metros dentro de la montaña en la mina, y allí fueron asesinados con diferentes armas blancas”, declaró.

Añadió que “por los restos que hemos visto, parece que se trata de croatas y eslovenos. A juzgar por las botas de soldados, en su mayoría fueron militares, pero también hay civiles”, concretó. Según ciertos testimonios históricos, los cadáveres podrían pertenecer a militares eslovenos y croatas que combatieron junto a los alemanes, así como familiares y soldados alemanes que fueron arrojados en 1945 a la mina.

toni

“Toni” Anton Ricek, responsable de la matanza.

“Sabemos todos exactamente quienes cometieron los crímenes. La unidad fue encabezada por el comandante Toni Anton Ricek. De la matanza es responsable la 1 división eslovena de Defensa popular, el segundo batallón de la 3 brigada”, aseguró.

La fiscal jefe eslovena, Barbara Brezigar, prometió ayer al visitar la fosa que los responsables serán llevados ante la Justicia si todavía están con vida. Esta es una de las 600 fosas comunes con víctimas de la Segunda Guerra Mundial en Eslovenia. La mayor fue descubierta en 2007 en Tezno, en el norte de Eslovenia, con los restos de más de 15.000 víctimas del conflicto, en su mayoría soldados croatas fascistas (ustashi) y sus familiares.

Se trata de soldados de formaciones filo nacionalsocialistas que al final de la Segunda Guerra Mundial trataron de huir de la victoriosa guerrilla antifascista, encabezada por Josip Broz “Tito”, para entregarse a las fuerzas aliadas estacionadas en la vecina Austria, de las que esperaban un mejor trato. Sin embargo, las unidades aliadas les obligaron a regresar a la entonces Yugoslavia y allí cayeron prisioneros de guerra de las fuerzas partisanas comunistas.

Fuente: Libertad Digital

El respaldo de Occidente en la creación de “un Estado Islámico”

ImageProxy

Sentimos la crudeza de esta imagen, pero creemos que la verdad no se puede ocultar y menos si con ello contribuimos a abrir los ojos ante ella a los que prefieren no verla.

En una entrevista publicada hace algún tiempo en el programa “Head to Head” de la cadena Al Jazeera, se produjeron unas sorprendentes y reveladoras declaraciones de Michael Flynn, ex director de la DIA, Agencia de Inteligencia de la Defensa (la principal organización militar de espionaje extranjera de Estados Unidos que opera bajo la jurisdicción del Departamento de Defensa).

En dicha entrevista, realizada a Michael Flynn por el periodista Mehdi Hasan, el ex director de la DIA confirma que cuando ejercía en el cargo, llegó a sus manos un informe de la propia DIA que predecía el respaldo de Occidente en la creación de “un Estado Islámico” en Siria, ya en 2012.

Por si esto fuera poco, Flynn sostiene que el patrocinio a los yihadistas radicales por parte de la Casa Blanca (esos yihadistas después se convertirían en ISIS y Al Nusra) en su lucha contra el régimen sirio fue “una decisión deliberada”.
Dicho en otras palabras: ¡un ex jefe de una agencia de espionaje norteamericana afirma explícitamente y sin tapujos, que EEUU hizo todo lo posible para que surgiera Estado Islámico!
Curiosamente, durante la entrevista, Flynn se esforzó en dejar claro que las políticas norteamericanas en Siria que llevaron al ascenso de Estado Islámico no se debieron a un error de cálculo, ni a haber mirado hacia otro lado, sino que fueron el resultado de una toma de decisión explícita y consciente.
Así es como lo expuso durante la entrevista:
Hasan: Usted está diciendo que por sus manos pasó el informe de la DIA que afirmaba que esos grupos estaban ahí (ISIS y Al-Nusra), que usted lo veía también claro y que advertió de ello. Entonces, ¿quién no hizo caso de esas informaciones?
Flynn: Creo que la administración.
Hasan: ¿Así que la administración hizo la vista gorda ante su análisis?
Flynn: No creo que hicieran la vista gorda: creo que tomaron una decisión. Creo que fue una decisión deliberada.
Hasan: ¿Una decisión voluntaria para apoyar a una insurgencia formada por salafistas, Al Qaeda y los Hermanos Musulmanes?
Flynn: Fue una decisión deliberada para hacer lo que están haciendo.
Durante la entrevista, el propio periodista, Mehdi Hasan, expresa su sorpresa ante la franqueza de Flynn.
En un determinado momento de la entrevista, Hasan sostiene una copia impresa de ese informe de la DIA de 2012 que ha sido desclasificado tras una solicitud de liberación de información (a través de la FOIA, Ley por la Libertad de la Información, una ley que otorga a todos los miembros de los Estados Unidos el derecho de acceso a la información federal del gobierno).
Hasan lee en voz alta pasajes clave, tales como, “existe la posibilidad de establecer un principado Salafista declarado o no declarado en Siria oriental, y esto es exactamente lo que los poderes que apoyan a la oposición pretenden, con el fin de aislar al régimen sirio”.
En lugar de minimizar la importancia del documento y de estos pasajes sorprendentes, tal y como hiciera el Departamento de Estado tras su publicación, Flynn hace lo contrario: confirma que mientras era director de la DIA “mostró mucha atención” a este informe, en particular, y agrega más adelante que “las fuentes de inteligencia eran muy fiables”.
El teniente general Flynn, realiza estas potentes declaraciones desde la seguridad que le da el estar ya retirado y se ha convertido en el funcionario de inteligencia de más alto rango que deja constancia pública de que Estados Unidos y otros estados, han patrocinado a los rebeldes en Siria, sabiendo que daban su apoyo político y que enviaban armas directamente a Al-Qaeda con el fin de ejercer presión sobre el régimen sirio:
Hasan: En 2012, los EEUU ayudaron a coordinar el envío de armas a esos mismos grupos (salafistas, Hermanos Musulmanes, Al Qaeda en Irak), ¿por qué no dejó usted de hacerlo si estaba tan preocupado por el ascenso de los extremistas islámicos?
Flynn: Odio decir que ese no es mi trabajo…mi trabajo era…era asegurarme de que la información de inteligencia que estábamos presentando, fuera tan buena y exacta como se pudiera.
Curiosamente, en su momento, la liberación de este informe de la DIA, fue recibido con burlas y críticas por algunos expertos, que no le otorgaron fiabilidad ni interés periodístico.
Ahora, el director de la DIA por aquel entonces, revela públicamente que el informe tenía un alto valor y que fue fuente de discusiones sobre la política de la Casa Blanca en Siria y sus posibles efectos posteriores.
Lo que resulta más chocante del asunto, es que Michael Flynn también se desempeñó anteriormente como director de inteligencia del Joint Special Operations Command (JSOC), cuya misión principal era perseguir y desmantelar a Al-Qaeda; es decir, la misma persona que en su momento se dedicó a luchar contra Al-Qaeda, nos revela que, de hecho, la Casa Blanca ha reforzado y armado a Al-Qaeda en Siria.
¿Con sus revelaciones se ha desquitado de algo? No lo sabemos.
Lo que importa es que mientras los medios controlados por EEUU hacían propaganda a escala mundial, diciéndonos que habían localizado a Bin Laden y mientras filmaban películas sobre la operación heroica contra el “hombre más malvado del mundo”, dirigente de “la malvada red terrorista Al-Qaeda que había atacado Nueva York”, ellos mismos armaban y financiaban a Al-Qaeda y creaban las circunstancias adecuadas para el ascenso posterior de Estado Islámico.
El mismo Estado Islámico que ahora quieren “eliminar” con todas sus fuerzas, como pretexto para intervenir directamente en Siria.
Que EEUU está apoyando al mismo terrorismo internacional que dice combatir, ya no es una historia de “cuatro conspiranoicos”.
Ahora nos lo confirma el propio director de la DIA, un funcionario militar y de inteligencia de altísimo rango.
¿Aún hay gente tan estúpida como para creerse las “verdades oficiales” que nos venden en los medios de comunicación?
¿Aún hay gente tan estúpida como para creer en lo que le dicen sus gobiernos?
Y lo que es más grave: ¿aún hay gente tan estúpida como para vestir un uniforme e ir a luchar y morir contra unos terroristas financiados por sus propios jefes, creyendo que defienden la libertad y la democracia?
Todo lo que estamos viviendo en lo referente al terrorismo es una enorme tomadura de pelo…

 

No era una señora

puerta
Ayer me quedé de pasta de boniato. Estaba a punto de entrar en una librería y coincidí en la puerta con una señora. Al menos, creí que lo era. Una mujer sobre los cuarenta años, normalmente vestida, quizá con un punto demasiado juvenil para su edad. Por lo demás, de aspecto agradable. Ni elegante ni ordinaria. Ni guapa ni fea. Coincidimos en la puerta, como digo, viniendo ella de un lado de la calle y yo de la dirección contraria.
Y en el umbral mismo, por reflejo automático, me detuve para cederle el paso. Desde hace casi sesenta años su trabajo les costó a mis padres, en su momento eso es algo que hago ante cualquiera. mujer, hombre, niño; incluso ante los que van por el centro de Madrid en calzoncillos y chanclas, torso desnudo y camiseta al hombro, impregnando el aire de aroma veraniego; tan desahogados, ellos y la madre que los parió, como si estuvieran en el paseo marítimo de una playa o vinieran de chapotear en la alberca del pueblo.
Me detuve en el umbral, como digo. Para cederle el paso a la señora, igual que se lo habría cedido al lucero del alba. Incluso a mi peor enemigo. Hasta a un inspector de Hacienda se lo habría cedido. Pero mi error fue considerar señora a la que sólo era presunta; porque al ver que me detenía ante ella, en vez de decir «gracias» o no decir nada y pasar adelante, me miró con una expresión extraña, entre arrogante y agresiva, como si acabara de dirigirle un insulto atroz, y me soltó en la cara. «Eso es machista».
Oigan. Tengo sesenta y cuatro tacos de almanaque a la espalda, y entre lo que lees, y lo que viajas, y lo que sea, he visto un poco de todo; pero esto de la señora, o la individua, en la puerta, no me había ocurrido nunca. En mi vida. Así que háganse cargo del estupor.
Calculen el puntazo de que eso le pase a un fulano de mis años y generación, educado, entre otros, por un abuelo que nació en el siglo XIX, y del que aprendí, a temprana edad, cosas como que a las mujeres se las precede cuando bajan por una escalera y se les va detrás cuando la suben, por si les tropiezan los tacones, que cuando es posible se les abre la puerta de los automóviles, que uno se levanta del asiento cuando ellas llegan o se marchan, que se camina a su lado por el lado exterior de las aceras «Que no digan que la llevas fuera», bromeaba mi padre con una sonrisa y cosas así. Calculen todo eso, o imagínenlo si su educación familiar dejó de incluirlo en el paquete, y pónganse en mi lugar, parado ante la puerta de la librería, mirando la cara de aquella prójima.
Habría querido disponer de tiempo, por mi parte, y de paciencia, por la de ella, para decir lo que me hubiera gustado decirle. Algo así como se equivoca usted, señora o lo que sea. Cederle el paso en la puerta, o en cualquier sitio, no es un acto machista en absoluto, como tampoco lo es el hecho de no sentarme nunca en un transporte público, porque al final acabo avergonzándome cuando veo a una embarazada o a alguien de más edad que la mía, de pie y sin asiento que ocupar. Como no lo es ceder el lugar en la cola o el primer taxi disponible a quien viene agobiado y con prisa, o quitarte el sombrero porque algunos, señora o lo que usted sea, usamos a veces panamá en verano y fieltro en invierno cuando saludas a alguien, del mismo modo que te lo quitas que para eso también lo llevas, para quitártelo cuando entras en una casa o un lugar público.
Así que entérate, cretina de concurso. Cederte el paso no tiene nada de especial porque es un reflejo instintivo, natural, que a la gente de buena crianza, y de ésa todavía hay mucha, le surge espontánea ante varones, hembras, ancianos, niños, e incluso políticos y admiradores de Almodóvar. Ni siquiera es por ti. Ni siquiera porque seas mujer, que también, sino porque la buena educación, desde decir buenos días a ceder el paso o quitarte la puta gorra de rapero, si la llevas, facilita la vida y crea lazos solidarios entre los desconocidos que la practican.
Y, bueno. Me habría gustado decir todo eso de golpe, allí mismo; pero no hubo tiempo. Tampoco sé si lo iba a entender. Así que permanecí inmóvil, mirándola con una sonrisa que, por supuesto, le resbaló por encima como si llevara un impermeable; porque al ver que me quedaba quieto y sin decir nada, cruzó el umbral con aire de estar gravemente ofendida. «Lo he hecho polvo», debía de pensar. Y yo la vi entrar mientras pensaba, a mi vez. No es por ti, boba. Sé de sobra que no lo mereces. Es por mí. Por la idea que algunos procuramos mantener de nosotros mismos.
Algo que, mientras te veo entrar en esa librería que de tan poca utilidad parece serte, me hace sonreír con absoluto desprecio.
ARTURO PÉREZ-REVERTE
19 de julio de 2016

No existe el derecho al matrimonio homosexual.

matrimonio-homosexual-francia--644x362

Por unanimidad, el tribunal de Derechos Humanos más importante del mundo estableció textualmente que “no existe el derecho al matrimonio homosexual”.
Los 47 jueces, de los 47 países del Consejo de Europa, que integran el pleno del Tribunal de Estrasburgo (el tribunal de Derechos Humanos más importante del mundo), han dictado una sentencia de enorme relevancia, la cual fue y es sorprendentemente silenciada por el progresismo informativo y su zona de influencia.
En efecto, por unanimidad, todos los 47 jueces, han aprobado la sentencia que establece textualmente que “no existe el derecho al matrimonio homosexual”.
El dictamen fue fundado en un sinfín de considerandos filosóficos y antropológicos basado en el orden natural, el sentido común, informes científicos y por supuesto, en el derecho positivo. Dentro de esto último fundamentalmente la sentencia se basó en el artículo No. 12 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Dicho artículo equivale a los artículos de los tratados sobre derechos humanos, tal el caso del 17 del Pacto de San José y al No. 23 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
En la histórica y nada difundida resolución, también ha dicho el Tribunal que la noción de familia no sólo contempla “el concepto tradicional del matrimonio, a saber, la unión de un hombre y de una mujer” sino que no se debe imponer a los gobiernos la “obligación de abrir el matrimonio a las personas de mismo sexo”.
En cuanto al principio de no discriminación, el Tribunal también añadió que no hay tal discriminación dado que “los Estados son libres de reservar el matrimonio únicamente a parejas heterosexuales”.

Este tipo de noticia, necesitamos difundirla, porque habrá gobiernos que no querrán que la gente se entere.

EXIGIMOS LA CENSURA

630_anafrank2

Puede parecer un contrasentido, pero no lo es. Desgraciadamente nos parece única solución factible para que el Caso Pedro Varela no vuelva a repetirse.

Una vez censurados o prohibidos los libros, las editoriales sabrán de antemano los títulos que no podrán imprimir, de esa forma no habrá más necesidad de registros, secuestros, destrucciones y detenciones y cárceles por ese motivo.

Si hay que restaurar las leyes franquistas, hagámoslo. Es preferible eso que estar en la picota o en la cárcel sin saber el motivo, es preferible eso que sufrir el desprecio de las mentes atontadas por el sistema, es preferible eso que llorar de impotencia cuando ves la cultura arrastrada por el suelo, ver tu casa destrozada y tu honor mancillado

Se les llenará la boca de que España es una democracia por lo que la censura no puede existir, bien, pues quién nos digan quien ordena estos aquelarres, que mentes enfermas convierten los libros de Historia en armas de Odio y osa decidir que podemos leer y de que informarnos.

Solo queremos salir de este laberinto sin fin.

Acacio Luis Friera