Precintada la librería Europa, precintada la Libertad.

LIBRERIA LOGO CON FRASELa noticia aparece en los medios como una operación de altura contra el “odio”(?) usando palabras como “cúpula, roles definidos, entramado, etc…” cuando realmente es la detención de dos dependientas, un transportista y un amigo de la Librería. El cierre de la Librería Europa está en el punto de mira de la Fiscalia del Odio, que ha hecho de este asunto una cuestión de orgullo apoyada por una ley de la mordaza que esperamos desaparezca pronto en bien de la libertad.

Recordemos que los libros secuestrados y no considerados “delictivos” de anteriores secuestros no han sido devueltos todavía al fondo editorial.

Los Mossos detienen a cuatro miembros de su cúpula directiva por promover la venta, distribución y difusión de ideas que fomentan el odio y la discriminación.

La Librería Europa vuelve a estar precintada por orden judicial. El Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona autorizó ayer una operación de los Mossos d’Esquadra contra una asociación que tenía la editorial Ojeda y esta librería por presuntamente producir, elaborar, distribuir y vender material que promueve el odio y la discriminación. Durante más de siete horas los Mossos registraron la librería, situada en el barrio de Gracia, así como la sede de la editorial y de la vivienda del dueño del local Pedro Varela en una localidad del Vallès . Varela no se encuentra entre los detenidos, según apuntaron varias fuentes a este medio, aunque tiene una orden de busca y captura tras no acudir de forma voluntaria a la policía.

En este sentido, los Mossos arrestaron a cuatro personas como responsables de la cúpula directiva de esta entidad que tenía un entramado comercial para distribuir el material que presuntamente promueve el odio y la discriminación. Según los agentes los sospechosos, dos de nacionalidad española y otros dos rumana, tenían “roles bien definidos” en la asociación, así como en la editorial y en la librería y entre los arrestados está su presidente, que “participaba activamente en la distribución de libros a través de la editorial que gestionaban”. Según comunicó en su página de una red social la Librería Europa una de las arrestadas es una de sus dependientas que permanece en los calabozos a la espera de pasar este domingo a disposición judicial.

La Fiscalía contra delitos de Odio y Discriminación coordinó junto a los Mossos la operación que se desarrolló en varias localidades del Área Metropolitana y culminó con la detención de cuatro personas acusadas de los delitos de asociación ilícita y contra los derechos fundamentales por incitar al odio y a la discriminación contra grupos por razón de ideología, religión o creencias.

Según los Mossos, los miembros de la directiva de la entidad utilizaban su estructura comercial para la edición y distribución de libros “con un contenido claramente delictivo” además de difundir “ideas” contra los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas. También realizaban conferencias en la Librería Europa en la que se vendían libros y revistas “con un contenido antisemita que enaltece y justifica el genocidio cometido por el régimen nacionalsocialista de Adolf Hitler, niegan la existencia del Holocausto judío y fomentan la discriminación, el odio y la violencia contra otras etnias, razas, grupos y asociaciones con comentarios xenófobos y racistas”.

En la operación, que sigue abierta y no se descartan más detenciones, se decomisaron 15.000 ejemplares de libros, así como equipos informáticos. El juzgado ordenó el precinto de la librería. Los Mossos recuerdan que en 1996 ya hicieron una actuación similar que acabó con la detención y posterior condena del propietario Pedro Varela, y que en 2006 volvieron a registrar la sede de la Librería Europa ante la existencia de la editorial Ojeda, sobre la que se actuó también en la operación de este viernes. Hace 10 años, los agentes decomisaron 5.000 libros editados por esta editorial y se volvió a detener a Varela.

l librero acudirá a declarar

Los cuatro detenidos comparecerán este domingo ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, que lleva la investigación, después de declarar ante los Mossos. Los sospechosos, defendidos por los letrados Javier Berzosa y Luis José Gómez son las dos trabajadoras de la librería, de origen rumano, así como el presidente y el tesorero de la Asociación Cultural Ojeda, de nacionalidad española, que explicaron que ocuparon los cargos hace unos cinco años a petición de Varela. Por su parte la dependientas declararon a la policía que no tienen decisión sobre los libros que se ponen a la venta y que el material declarado prohibido en otros procedimientos ha sido retirado de la venta. En este sentido, en la librería había notas firmadas por Varela en las que se informaba de que estos libros sólo se podía consultar con una autorización y ante un interés histórico. Por eso, remarcaron que en la tienda no había libros prohibidos ya que se encontraban fuera del acceso al público. Los agentes esperaban que Varela acudiese a declarar este sábado de forma voluntaria pero no pudo hacerlo aunque varias fuentes explicaron a este diario que tiene intención de comparecer en las próximas horas para colaborar en la investigación.

Tal y como dice la ley”…igualmente habrá de estar presente  en el registro el interesado  o persona que le represente o, si este no quisiera estar presente o no fuere encontrado, la presencia de un individuo de su familia mayor de edad, se requiere la presencia de dos testigos vecinos del mismo pueblo.”

(Esperemos que realmente dos vecinos del pueblo, hayan accedido a testificar.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s