Puedo negar a Dios, pero no leer.

magic-book-burning-247

¿Habría respondido la Justicia catalana con la misma firmeza de haber existido una librería en Barcelona encargada de difundir libros en favor del régimen estalinista o en contra de la ley de la gravedad? ¿Habrían allanado los mossos d’esquadra cualquier librería en la que se difundieran textos que negaran a Dios o cuestionaran la exactitud de los textos sagrados? En la España del 2016 hay verdades reales, verdades oficiales y verdades absolutas. A esta última clase pertenecen aquellas que no pueden ser revisadas ni puestas en cuestión.

Puedes negar a Dios, cuestionar la importancia de la familia, zaherir los sentimientos de los cristianos, rechazar la autoridad moral del docente, anatemizar la democracia, publicar cualquier guarrada sobre las ventajas del sexo con animales, defender la pedofilia como un derecho ciudadano, exaltar el asesinato de 60 millones de disidentes en la Unión Soviética, negar las bombas atómicas de Japón, hacer un chiste sobre el gas mostaza empleado contra los vietnamitas, postularte a favor del aniquilamiento de la raza blanca en Europa, defender los derechos territoriales de los musulmanes sobre España o cualquier patraña histórica en contra de nuestro país, pero no puedes someter a revisión algunos capítulos de la historia contemporánea europea, que han sido establecidos como dogmas de fe de obligado acatamiento.

¿En qué difiere esta pretendida criminalización de determinadas lecturas con la mundialmente criticada quema de libros llevada a cabo por las autoridades nazis? Nos preguntamos si es tanto el poder y la influencia que tiene la comunidad judía de nuestro país. Porque si es así, lo que han conseguido es justamente lo contrario de lo que se pretende con el cierre de la librería ‘Europa’ y la detención de su propietario, Pedro Varela. Lo que han conseguido es inducirnos a pensar que aquello que se persigue con tanta saña acaso sea lo único que a la dictadura del pensamiento único no le ha sido posible controlar ni adulterar. Y si buscan textos que difundan ideas genocidas, las mezquitas de nuestro país están llenos de ellos. Pero con ellos no se atreven. Ni tienen valor, ni tienen vergüenza, ni tienen cojones. Así lo resumía hoy un comentarista de AD:

He ahí la crítica a la doble moral progre y su sistema de democracia:

– Se promueve el feminismo…. pero si una mujer dice que quiere ser ama de casa, se la insulta y trata de “machista traidora que por tu culpa nos oprimen a las demás”.

– Se promueve un libro de sadomaso hacia la mujer (50 Sombras de Gray), porque su autora es mujer… si hubiera sido un hombre el libro no hubiera llegado lejos, el autor se comería los mocos y habría sido denunciado por colectivos feministas.

– Se permite la edición de libros que invitan a las mujeres a abortar, explicando métodos como en qué zonas del abdomen golpearse, o qué medicamentos ingerir (yo tengo el libro, es vergonzoso)…. pero luego no se permite la edición de libros que den otra versión de la oficial sobre la II Guerra Mundial, aunque esté avalada por pruebas”.

Anuncios

3 comentarios en “Puedo negar a Dios, pero no leer.

  1. Pues claro que hay que ir a por Pedro; tengamos en cuenta que los que provocaron la crisis y se aprovecharon de ello sacando ingentes beneficios -por ejemplo- están ya todos en la cárcel. Los políticos corruptos tambien están en la sombra por un buen tiempo, despues de haber devuelto todo lo robado. Ya no quedan chorizos de guante sucio, mangantes, traidores a la Patria, especuladores varios, a los que perseguir.
    Además, el fiscal del odio ha leído varias veces el corán , el zohar, los escritos del sanedrín,la tora y no ha encontrado en ellos nada que -de refilón- incite al odio contra todos los que no seamos musulmanes o judíos.O SEA, BLANCOS.
    Por otro lado, yo si quisiera- jamás lo haré, antes me cortaría yo mismo mi cabeza- hacer apología del marxismo, podría hacerlo sin problemas, ya que como todos sabemos, el comunismo quiso traer la paz, la felicidad y el orden a todos los pueblos de la tierra, sin violencias y de buen rollito. Y no causó ninguna muerte…..bueno……alguna hubo, pero sin mala intención.
    Así que, e$clavos del $istema, seguid con vuestro odio hacia nosotros, los que pensamos no ya diferente, sino que somos -parece-los únicos que nos damos cuenta de lo que realmente pasa en este mundo; es que son las élites dinerarias las que lo rigen, a través de sus pequeñas marionetas disfrazadas de buenos ciudadanos que ven con horror como otras personas no piensan como ellos.
    A la mierda todos ellos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Esa puerta abierta para que entre quien quiera, ese despojo de bienes personales, de trabajo, de patrimonio material e inmaterial……..; me recuerda al odio ciego de la canalla marxista quemando obras de arte, masacrando imágenes consideradas sagradas por sus propias madres, ahora que se acerca el 80 aniversario del 18 Julio 1936. Porque todo se resume en odio hacia lo diferente, ellos que pregonan la tolerancia. Aunque eso es lo de menos, lo de más es que con el secuestro y destrucción de libros se privará a la gente del derecho fundamental a discrepar, de la posibilidad de ver la otra cara de la verdad aceptada como dogma de fé. Vamos a tener que recurrir a los “hombres libro” de la novela de Bradbury Fahrenheit 451, aunque creo que la realidad supera a la ficción.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s