El enemigo en casa.

mapa-domino-estado-islamico

Mapa de dominio del Estado Islámico.

El capitalismo, como no conoce la ética, la moral y el respeto. Se vale de todas las ardides existentes para destruir a sus enemigos. Esa es la razón por la cual puede penetrar a partir de la corrupción, la avaricia, la mentira, el engaño, etc. todos los espacios donde se gestan los movimientos que apuntan a acabarla. El capitalismo gasta ingentes cantidades de dinero inorgánico en  logísticas y servicios de inteligencias especializados para estudiar y analizar a sus adversarios, buscarles los puntos débiles y atacarlos desde allí.  No podemos negar que el aparato mediático y sicológico del monstruo capitalista es muy fuerte y efectivo.  Así como efectivo es usar una moneda sin ningún valor real, pero impuesta a sangre y fuego, que solo necesita tinta y papel para ser tangible (Dólar), posesionado como moneda de control de los intercambios comerciales entre las naciones del orbe. Genera un cerco muy dañino para las independencias de los estados. Al punto, que los nexos comerciales entre naciones amigas, ajenas al poder Sion capitalista yanqui, se ven forzados a tranzar en esa moneda  estafa. Pese a no tener ningún sostén de valor real que la sustente. También a aceptar el BM Y FMI, como rectores de unas normas económicas perversas  y contrarias a la libertad de comercio verdadero.

Dentro de sus actuaciones, el capitalismo explota las debilidades mentales y las carencias de valores de muchas personas,  las compra para convertirlas en quintas columna o caballos de Troya, para desde adentro mismo, de los procesos, explosionar la unidad y sembrar la discordia, la división que al final rompen con los planes y proyectos de reivindicación revolucionaria. Así pasó en la URSS,  así pasó en España, así pasa en Venezuela.  Incluso, el monstruo Sion capitalista, al saber las debilidades mentales y las ambiciones de muchos. Sin necesidad de pagarles nada, los induce sicológicamente a caminar por la senda de los sectarismos, alimentándoles el ego y haciéndoles creer que son los dueños de  la razón. Por esas razones es que han fallado los experimentos anteriores de socialismo.  No es el orden socio – económico lo que ha fallado.  Es la incidencia de la maligna penetración y desvío de los objetivos que se hacen, a partir de la destruccion interna (Infiltración) provocada desde afuera lo que induce al fracaso.  En realidad si algo falla, es el capitalismo y el caos mundial actual, las guerras, invasiones y genocidios, son el mejor ejemplo.

Pensándolo bien, cuando esas personas que generalmente llamamos traidoras, son en realidad cobardes ignorantes o marionetas, cuando dan el paso para tratar de romper la unidad revolucionaria lo que están haciendo es un acto vil, pero de obediencia a sus amos o patrones que les han comprado, u obedeciendo, a las inducciones sicológicas que les sembraron  en la fe de creer ilusamente,  ser los que van por el camino correcto, cuando en realidad solo son pendejos útiles a los intereses del enemigo real. En ambos casos, son maquinaciones dañinas que se hacen por parte del enemigo, con un solo fin.  Que se valen del escaso criterio y de las ambiciones absurdas, de mequetrefes con ínfulas de líderes y con sueños húmedos  de protagonistas pre destinados: para meter la discordia donde debería haber unidad y armonía.  Por eso no sorprende lo de los  “seudo magníficos e infalibles” que hoy se unen al coro de los hijos  de sus amos, pidiendo revocatorio, sin que se cumplan los preceptos contemplados en la Constitución Bolivariana, para tal fin, así como en el pasado,  Ismael García, Luis Miquilena y su caterva de  degenerados, que también cohabitan en el presente en esa madriguera llamada MUD, después de hacer su trabajo cobarde en contra de las mayorías populares.

Es cierto, hemos tenido muchas actitudes de baja ralea tratando de reventar la  cuerda de la unidad revolucionaria. Pero lo cierto es, que todas esas mediocridades se han estrellado contra un muro popular consciente, que entiende cual es su destino y se aferra a la razón  de la libertad  y la independencia nacional,  habitando en una casa de dignidad llamada PATRIA.

Puedo decir con pruebas y evidencias palpables, que el grueso del pueblo permanece fiel al proyecto original del líder Hugo Chávez Frías. Las mismas arremetidas brutales del enemigo por todos los medios y con todos los métodos a su alcance así lo confirman. De ser ciertas esas magras afirmaciones propagandísticas, fatalistas, malintencionadas: de que la revolución se pierde, que se fractura su unidad básica. Entonces no harían falta los miles de millones de dólares que se gastan permanentemente atacando y tratando de disminuir y mal poner al presidente Maduro, hoy, ductor de este proceso y continuador de la obra del comandante inolvidable Hugo Chávez Frías.  No hicieran falta los cientos y cientos de miles de centimetrajes que a diario se gastan por el mundo mintiendo y falseando la verdad de lo que ocurre en verdad en Venezuela con el en aparataje mediático del crimen organizado Sion capitalista. No atacaran al pueblo por el estomago y con el terror de agentes especializados en el crimen narco paramilitar y con asesinatos selectivos.  No se ataca lo que no sirve.  Solo lo que es fuerte y benigno para las mayorías, es nocivo y atacado por el crimen organizado Sion capitalista. No necesitarían las armas y maquinas de muerte con que amenazan a la patria. Por estas y muchas otras razones, esta revolución permanecerá en el tiempo y crecerá en espacio físico. No será fácil. Pero no imposible ¿Hay errores? Donde no.

Anuncios

Un comentario en “El enemigo en casa.

  1. Pingback: El enemigo en casa. | juankarasporosa2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s