Conozca a los 47 periodistas asesinados bajo Lluís Companys.

companys-afusellament

Liuís Companys

El nacionalismo venera a Lluís Companys como modelo de gobierno nacionalista y mártir por esta ideología. La verdad es que su gestión fue la más letal de la historia de Cataluña y fue responsable del asesinato de 8.129 catalanes bajo su gobierno.

Hoy los medios están controlados por las subvenciones del Règim. En la época de Companys había métodos más expeditivos para asegurar que no había periodistas desafectos. Aquí tienen la lista de quienes pagaron con su vida la osadía de ser periodistas y pensar diferente a los mandamases de la Generalitat y sus patrullas callejeras:

Badía Casanovas, Antonio. Periodista asesinado el 27-2-1937.
Baró Bonet, José. Director de El Correo. Asesinado el 5-8-1936.
Barón Bonet, Miguel. Redactor de El Correo. Asesinado el 20-8-1936.
Batallá Catá, Martín. Redactor de El Diario de Gerona. Asesinado el 31-10-1936.
Bernat Guixà, Ramón. Redactor de Terra Ferma. Asesinado el 25-8-1936.
Boquera, Juan. Redactor de Avui publicado en Reus. Asesinado.
Bueno Bengoechea, Manuel. Periodista asesinado el 11-8-1936.
Capdevila Durán, Juan. Periodista de El Matí. Asesinado el 13-9-1936.
Capdevila, Tomás. Redactor de Avui publicado en  Reus. Asesinado.
Caylá Grau, Tomás. Director de Juventud. Asesinado el 13-8-1936.
Chavarría Aguilar, José. Redactor del Diario de Lérida. Asesinado en 1936.
Condal Fontova, José. Redactor de Terra Ferma. Asesinado el 15-9-1936.
Cruells Aragonés, Luis de. Redactor de El Correo de Tortosa. Asesinado el 24-9-1936.
Domingo Soler, José Mª. Redactor de La Cruz. Asesinado.
Espinosa de los Monteros, Enrique. Redactor de Las Noticias. Asesinado.
Estrem Fa,  Salvador. Redactor de Avui. Asesinado el 14-9-1936.
Fábregas Aran, Salvador. Redactor del Diario de Lérida. Asesinado el 26-7-1936.
Farfán de los Godos, Carlos. Corresponsal de la Agencia Fabra. Asesinado.
Ferré Guasch, Salvador. Redactor de La Voz de Tarragona. Asesinado el 16-1-1939.
Forner Reverté, Agustín. Redactor del Diario de Lérida. Asesinado el 25-7-1936.
Gómez Martorell, José. Director del Semanario Católico. Asesinado.
Guasch Giménez, Ricardo. Redactor de La Tarde de Tarragona. Asesinado el 30-1-1939.
Juncosa Vilanova, Manuel. Redactor de Avui. Asesinado el 10-12-36.
Marín Sanalot, Atilano. Fotógrafo y redactor de El Correo Catalán. Asesinado el 5-10-1936.
Martorell Camí, Modesto. Redactor de El Correo de Lérida. Asesinado el 25-8-1936.
Millán González, José. Redactor del Diario del Comercio de Barcelona. Asesinado.
Monravá Martorell, Juan. Redactor de La Cruz. Asesinado el 25-8-1936.
Morante Chic, José Mª. Colaborador periodístico de Lérida. Asesinado el 25-8-1936.
Mur Brull, Enrique. Redactor jefe de El Correo de Tortosa. Asesinado el 5-8-1936.
Murga Llopis, Fernando. Redactor de El Popular de Barcelona. Asesinado.
Niubó Casanelles, Jaime. Redactor de El Diario de Lérida. Asesinado el 27-11-1936.
Pagés García, José Mª. Director de La Voz de Tarragona. Asesinado el 23-11-1936.
Piñol Aguiló, Luis. Redactor de Avui. Asesinado el 1-11-1936.
Planas Martí, José Mª. Periodista. Asesinado el 25-8-1936.
Puig Estapé, Pedro. Redactor del Diario de Comercio de Barcelona. Asesinado.
Recasens Ros, Juan. Redactor. Redactor del Diario de Lérida. Asesinado el 15-11-1936.
Rico Ariza, Estanislao. Redactor de El Correo Catalán. Asesinado el 26-11-1936.
Roca Domingo, Estanislao. Redactor de El  Semanario  Católico. Asesinado el 14-9-1936.
Rubio Benach, Jaime. Redactor de Terra Ferma. Asesinado el 2-2-1937.
Sáenz de Barés, Pedro. Redactor de El Correo Catalán. Asesinado en septiembre de 1936.
Solé Companys, José. Sacerdote y redactor de El Correo Catalán. Asesinado el 25-7-1936.
Solé Montardit, José. Propietario de El Correo de Lérida. Asesinado el 25-7-1936.
Suárez Bravo y de Olalde, Francisco. Redactor del Diario de Barcelona. Asesinado el 14-3-1937.
Temporal Ponce, Ángel. Periodista. Asesinado el 23-8-1936.
Tuset Arbonés, Juan. Redactor de La Cruz. Asesinado el 28-11-1936.
Vilatimó Costa, Miguel. Redactor de La Cruz. Asesinado el 26-9-1936.

 

Ante todo: la Verdad. Nos guste o no nos guste.

Anuncios

Un comentario en “Conozca a los 47 periodistas asesinados bajo Lluís Companys.

  1. El mito nacionalista catalán se viene abajo de forma estrepitosa, por que del asesinato de periodistas no solo hay que deducir el inevitable desprecio a la vida humana, sino también el desprecio a la verdadera libertad de la que tanto se ha hecho gala y que tanto se ha manoseado. Es cierto que Companys, al ser ejecutado en la fortaleza de Montjuic fue cubierto de una cierta aureola de mártir para el nacionalismo catalán para sus seguidores, pero hay que tener cuidado cuando se elige a los líderes, por que el nacionalismo es en parte una cuestión de creencia y si la creencia se fundamenta en la debilidad, en la falta de integridad, el hundimiento está servido.

    Y además y no es por nada, Companys era aficionado a los toros:

    Conocida es la afición del presidente de la Generalitat (en la fotografía con otro ilustre aficionado catalán: el expresidente Francesc Maciá), a la fiesta de toros, que le llevó a ser asiduo de las plazas, dentro y fuera de Cataluña.

    Una crónica taurina desde la Cataluña del verano de 1936:

    La tradición taurina del pueblo catalán ofrece uno de sus mejores ejemplos los días siguientes al estallido de la guerra civil. El 16 de agosto de 1936 se reanudó la actividad en la plaza de toros Monumental, festejo que presidió, Lluis Companys, quien recibió el preceptivo brindis de los principales actores del festival –Curro Caro, “Pedrucho de Eibar”, Juan Luís de la Rosa, “Morenito de Valencia”, Suárez Merino y “Faraón”–. El espectáculo, promovido por la sección catalana de la asociación de Picadores y Banderilleros, que había incautado el coso, perseguía la obtención de fondos para ayudar al sostenimiento de las Milicias Antifascistas y Hospitales de Sangre. Los barceloneses abarrotaron las localidades de sol y solo en parte las sombreadas.

    Antes de comenzar la diversión, la Banda de Música Municipal interpretó los compases musicales de Las Golondrinas, La Santa Espina, la Jota de La Dolores, los himnos de Riego, Els Segadors y La Internacional. Los cánticos políticos, los escucharon los asistentes puestos en pie y con el puño en alto. Una vez concluido el concierto musical, la Banda de la Cruz Roja encabezó la vuelta al redondel, secundados por un escuadrón de caballería de las Milicias Populares, una banda de trompetas, dos compañías de milicianos y, cerrando el cortejo, las cuadrillas de toreros. La aparición del Companys en el palco director fue saludada con los acordes de Els Segadors. Las plateas cercanas estaban ocupadas por los mandos de las fuerzas de orden público leales a la Generalitat. Tras arrastrar al cuarto burel aparecieron sobre la arena las tropas populares, las cuales se detuvieron debajo de la tribuna; momento que aprovechó Companys, para arengar a los asistentes: “¡Viva la guerra contra el fascismo!, ¡Luchad por la Libertad! “Como clausura del acto, Ricardo Sanz, líder de la CNT, que ocupaba el balconcillo contiguo, también arengó a los espectadores.

    Este festejo, mereció el fino análisis de Indalecio Prieto, publicado en el diario Informaciones, quien resaltó la importancia de este tipo de conmemoraciones, que: “sirvió para que, hermanados catalanistas, personificados en Luís Companys, sindicalistas, socialistas y la llamada afición de a pie es decir, el pueblo, con todas sus virtudes y todos sus defectos, contribuyeron al fin que se perseguía”.

    La actividad tauromáquica en la plaza Monumental se mantuvo vigente los meses siguientes. En octubre, atracó en el puerto barcelonés el buque ruso Zyrianin, que transportaba 3.000 toneladas de víveres enviadas por los trabajadores moscovitas; suceso que se convirtió en la excusa para promover un nuevo festival taurino –Rafael “El Gallo”, Fernando Domínguez y Fuentes Bejarano–. Los primeros días de abril de 1937, en este mismo coso se promovió otro espectáculo taurómaco, en solidaridad con los defensores de Madrid. Y en el mismo escenario, el 12 de mayo, se programó un festival de homenaje al Gobierno de Euskadi, que estoquearon, el “El Niño de la Estrella”, quien recibió la alternativa de manos del guipuzcoano “Pedrucho de Eibar”, en presencia del vizcaíno Jaime Noáin; evento que contó con la presencia de Ernest Hemingway.

    Mientras esto ocurría, eran asesinados todos aquellos desafectos a las consignas revolucionarias, incluídos los religiosos, en general los calificados como contrarevolucionarios. No se debe escupir hacia el cielo. Nosotros hemos elegido la mejor parte y nadie nos la quitará.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s