Alá es grande…y nosotros gilipollas.

silencio-borregos_115249060_3351662_2362x1772

No queréis daros  cuenta (porque lo ignoráis, porque sois seres  pensados en vez de seres pensantes, porque os declaráis políticamente correctos, porque tenéis miedo de decir lo que realmente pensáis) de que una religión que cada vez que se ha acercado a Europa lo ha hecho a lo largo de la Historia cimitarra en mano para  convertir a su fe -por las buenas o por las malas- a todo bicho viviente con el que se topaban, se ha asentado entre nosotros . Podéis leerlo en los libros de Historia, antes de que los reescriban a su antojo globalista y melindroso. Esto es así, aunque ahora quede más cultivado eso de “Islam religión de paz”. Si le añadimos unas velitas (o un maravilloso móvil de última generación, si no hay velitas disponibles en ese momento),  pancartas con flores y cara con sonrisa estúpida, sobre cabeza de memo (o mema) ignorante que no ha leído el Corán (es importante leerlo, así no pueden colar eso de “está sacado de contexto”) y que desconoce las fatuas, la sunna  o la sharia; ya tenemos el chiringuito bobista montado.

   Porque los que suelen montar el chiringuito curiosamente son mas ateos que Marx : estos mismos predican -cual apóstoles teledirigidos de la nueva religión mundialista-y-del-buen-rollito- que en Europa tenemos que ser tolerantes con el  islamismo, pero el que  los países árabes no sean tolerantes con los cristianos  -los persiguen, los torturan, los queman vivos en sus iglesias- carece de la menor importancia para ellos -y a veces- hasta para el papa de Roma.

   Y cuando hay algún país árabe que se define como estado laico (donde los cristianos no tienen nada que temer), allí llega Arabia Saudí con su aliado inaliable -Israel?¡- y el autoproclamado sheriff del mundo para imponer  “su” laicismo democrático a golpe de dron teledirigido y financiación de fuerzas afines . Y los de siempre callados ante tamaño atropello. Es lo que le pasó a Irak, a Libia y ha estado a punto de pasarle a Siria, de no ser por la intervención rusa.

   Y  este silencio vil por parte de los que en otras ocasiones aúllan sin parar también es significativo y tremebundo: No escucho ni a las señoras diputadas o concejalas ni a las furibundas  feministas decir nada de  los casamientos de niñas menores a la fuerza, o de la denigración sistemática de la mujer, del pañuelo o cosas peores impuestas por la fuerza no precisamente viril. Y una de las muchas  guindas del pastel: en Arabia Saudí, tras árduas y complejas deliberaciones, llegaron a la conclusión de que las mujeres son mamíferos, pero carentes de alma ¡Toma ya! Tampoco escucho a los ecologistas de pandereta decir nada de la fiesta del cordero ¿Y el colectivo lgtb…xyz? También calla el trato que reciben sus colegas en determinados países árabes  ¿Y cuantas femen han entrado tetas al aire en una mezquita? Todos ellos confirman con su actitud silenciosa  lo que ya sabemos: el Islam no es una religión de paz, ya que ninguno de estos valientes y temerarios defensores de las libertades  se atreve a hacer en las mezquitas lo que sí hacen en los templos cristianos. ¿Y los fiscales del odio, escuchan las proclamas de los imanes?.

   Los políticos nos cuentan que tenemos que ser pacientes con los que llegan, que lo hacen desde un entorno terrible de guerras y miserias. Lo que percibimos y no nos cuentan es que no tienen intención alguna de integración, exigiendo respeto a sus costumbres pero intentando – a golpe de acusación de  racismo odio o xenofobia- imponerlas sobre las nuestras. Le molestan los bocadillos de jamón de nuestros hijos, las faldas de nuestras hijas, los escotes de nuestras mujeres, cualquier procesión religiosa cristiana, los árboles y nacimientos navideños  y todas esas cosas que ya conocemos ¡Les molesta todo!  pero a nosotros no puede molestarnos nada, porque si lo dices, eres un xenófobo de cojones. Sin embargo, algunos todavía conocemos nuestra Historia, recordamos el porqué de nuestras Tradiciones.  Incluso (fíjense lo extremadamente incorrecto que soy) estamos orgullosos de ellas, ya que nuestra Identidad Europea es -cuando menos-  tan valiosa como la de cualquier otro pueblo-raza-cultura.

   Ya que todo pueblo-raza-cultura puede sentirse extremadamente orgulloso de sus identidad como vemos a diario, menos si eres blanco y europeo; entonces eres racista, xenófobo, nazi, intolerante, casposo, atrasado, fascista, odiador y demás etiquetas con las que el inducido rebaño tacha a los que se apartan (con Historia,  ideas y argumentos) de lo que oficialmente nos dicen  que hay que pensar. Para los cantamañanas de la sangre árabe que corre por las venas de los españoles, consulten el mapa del  haplogrupo R1b del cromosoma Y, se sorprenderán mucho.

http://www.scs.illinois.edu/~mcdonald/WorldHaplogroupsMaps.pdf

   Todos los poderes callan, incluidos los periódicos y televisiones. De los ataques a iglesias, imágenes o sacerdotes por parte de ¿desequilibrados?  al grito de “Alá es grande” nos enteramos de refilón, cuando el suceso es tan grave que no tienen más remedio que ofrecerlo. Ya no son puntuales, aquí en España son cada vez más frecuentes. Y en el resto de Europa, aún más. Pero siempre tienen la consabida consigna: era un desequilibrado.

   Y entonces nos preguntamos (los que nos hacemos preguntas fuera de guión): ¿esto es casual o causal? Por deducción lógica, el que defiendan una religión que no pertenece a la cultura europea (como la musulmana) y pasen de todo -cuando no es persecución pura y dura – frente a la que sí es propia de su cultura (como la cristiana) lo único que denota es su interés en arrasar con cualquier rasgo de  identidad europea. Me recuerda esto a las manifestaciones en  Dresde ¡apoyando  los bombardeos aliados de la ciudad¡, en los que perecieron achicharrados miles de civiles alemanes durante la IIGM.

   Pero bueno, como seguro que eran todos nazis, tampoco importa tanto que murieran a la barbacoa. Niños incluidos.

   El multiculturalismo que nos vienen imponiendo (televisiones, periódicos, políticos, ………….) es a la larga el fin de todas las tradiciones del mundo en una sola, que cuente con el beneplácito de las élites dinerarias que hoy manejan el mundo (¿todavía es tan ingenuo que cree que los votos sirven para algo?) a través de sus marionetas (los políticos y las elecciones) y no es multiculturalismo, sino globalización, no nos dejemos engañar.  Sin diferentes culturas no puede haber diversidad. Y la idea  peregrina chupi guay de que vivamos todos juntitos en armonía …; en fin, no soporta ningún análisis serio, objetivo o histórico. Y una obviedad que es pasada por alto a menudo: la forma de entender el mundo de las distintas culturas es diferente.  Y de ahí, los enfrentamientos que ya llegan para quedarse, porque en planteamientos enfrentados, o cede uno o cede otro: no hay empate ni buen rollito buenista .   Y a la hora de aplicar una Ley para dirimir conflictos ¿aplicaremos la nuestra o la suya? Probablemente, ni una ni otra, sino un rebujo de ambas, con lo que las dos culturas enfrentadas perderán parte de su idiosincrasia. Y me temo que la nuestra llevará la peor parte, porque si no es  así, seremos intolerantes; es decir, si defendemos lo nuestro, somos malos; si lo olvidamos, somos buenos. Y por eso, somos gilipollas.

   A pesar de los planes que tengan los instigadores últimos de todo este despropósito, esta torre de Babel tiene los días contados, ya sabemos todos cómo acabó la otra. Y también sabemos, por ejemplo, cómo acabó el Imperio Romano; su decadencia empezó cuando permitió que religiones foráneas que no aceptaban el orden romano existente proliferaran , cuando los bárbaros ajenos a la cultura que los adoptó fueron ciudadanos , etc.

   Europa, desgraciadamente, no es comparable ni por asomo al Imperio Romano, pero tal y como va la cosa, acabará igual y por las mismas razones.

Y si no, al tiempo. Avisados estáis.

 Juan José Carrión Fdez-Castañón.

ILUSTRACIÓN ÓSCAR ASTROMUJOFF
Anuncios

Un comentario en “Alá es grande…y nosotros gilipollas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s