Hace 80 años el PSOE saqueó el banco de España.

junta-de-accionistas-del-banco-de-espana-en-el-interior-de-la-caja-fuerte-junto-a-lingotes-de-oro-manuel-azana-y-juan-negrin

Junta de accionistas del Banco de España en el interior de la caja fuerte, junto a lingotes de oro Manuel Azaña y Juan Negrin

ESTO SI QUE ES MEMORIA HISTÓRICA PERO… A LOS DESCENDIENTES QUE SE LES LLENA LA BOCA RECLAMANDO LA MEMORIA, CALLAN.     

Como suena. Sucedió en Madrid y aun así es desconocido en sus verdaderas dimensiones por la mayor parte de los españoles.
Imagínense la de estudios, novelas históricas, películas, obras de teatro, óperas, cuadros y esculturas se podrían hacer con semejante suceso.
Pero nada de nada porque lo perpetraron gentes que tienen patente de corso aquí, allí y allá.

Veamos. En la madrugada del 14 de septiembre de 1936 un grupo de cerrajeros, sindicalistas y pistoleros de la motorizada (la guardia personal del líder del PSOE Indalecio Prieto que menos de dos meses antes habían asesinado a Calvo Sotelo) asaltaron el Banco de España que estaba donde ahora está, en la plaza de Cibeles.
Los enviaba el ministro de Hacienda,  del PSOE, Juan Negrín. El gobierno lo presidía Francisco Largo Caballero, también del PSOE.

Arramplaron con las cuartas reservas de oro del planeta. El cajero mayor se suicidó de un disparo en su despacho, abrumado por tamaña iniquidad.

El presidente Azaña no fue informado y tampoco las Cortes, lo que despeja cualquier duda: no fue, en absoluto, una operación digamos económico-política sino un atraco monstruoso.

El 25 de octubre, los buques soviéticos Kine, Kursk, Neva y Volgoles zarparon de Cartagena con el oro, cientos y cientos de toneladas, rumbo a Odesa y hasta ahora.
Stalin se quedó con todo. ¡Toma solidaridad obrera y revolucionaria!

Los mandarines de la memoria histórica callan.